slack

Archivo: todo lo que necesitas recordar sobre Slack

Una mezcla entre Facebook, Skype y Drive, Slack es un espacio de comunicación colaborativa. Más que una aplicación de mensajería, este lugar de trabajo implementa varias funciones destinadas a usuarios profesionales. Su asociación con Amazon Web Service la ha vuelto pragmática. Gestión e intercambio de datos, videoconferencias o finalización remota de proyectos, todo es posible en esta plataforma. Aquí están los detalles.

Slack es un espacio de comunicación colaborativa

Cerca de Facebook, Slack se compone de varios lugares de trabajo. Son espacios de colaboración donde cada participante puede contribuir a un grupo de discusión. Estos canales de comunicación son públicos o privados según la elección de los iniciadores. También es posible comunicarse con una persona concreta a través de mensajería instantánea tipo chat.

A diferencia de las redes sociales tradicionales, Slack tiene varias extensiones. Se trata de “complementos” que integran multitud de herramientas de terceros. Los espacios privados se convierten así en plataformas de colaboración donde los proyectos cobran vida. Al igual que con los grupos de discusión de Snaptchat, se puede cambiar el nombre de cada instancia de Slack para adaptarla a las necesidades de la empresa que la utiliza.

Depende de cada empleado de una empresa suscrita a Slack unirse a los grupos o canales que le conciernen. Además, ciertos espacios de colaboración siguieron siendo públicos para dar cabida a nuevas ideas. En cuanto a los cuadros de diálogo, en el chat, que permanece privado, pueden participar de 2 a 8 personas. Todos pueden responder a un mensaje específico o intervenir de manera general en el grupo.

Los miembros podrán reaccionar con emoticones y GIF como en Messenger. En determinadas circunstancias, los memorandos y los canales RSS son más relevantes. Compartir extensiones de complementos también le permite colaborar de forma eficaz. Al defender la productividad, Slack recientemente pasó a ser propiedad de Salesforce. Desde su lanzamiento en 2013, el equipo formado por Stewart Butterfield, Eric Costello y Serguei Mourachov ha realizado numerosas innovaciones.

Razones para adoptar este espacio de trabajo colaborativo

Desde el primer intento, Slack resulta intuitivo. La interfaz es sorprendentemente sencilla. El diseño inicial fue pensado por Stewart Butterfield, que no es otro que el creador de Flickr. MetaLab realizó mejoras. En comparación con Microsoft Teams o Basecamp, la aplicación es más fácil de aprender, incluso para usuarios no acostumbrados a la alta tecnología.

La eficiencia también es un activo importante para esta aplicación Salesforce. El editor de software de gestión comercial quiere que el trabajo sea posible en todas partes. Slack es software como servicio o SaaS. Se puede abrir desde un ordenador con Microsoft Windows, un terminal con sistema operativo Apple o un teléfono móvil con Google Android.

Este SaaS rompe con el software de comunicación que tiende a jugar la carta de la sobriedad. El azul se cambia por colores vibrantes. Dicho esto, los usuarios pueden personalizar la herramienta a su gusto cambiando el tono, aunque eso signifique añadir un toque de humor a la sección de mensajería instantánea.

Las empresas pueden mantener el control sobre su plataforma. Al igual que Skype, sólo los invitados pueden participar en las discusiones. Es posible excluir a ciertos miembros. Así, los usuarios se benefician de un alto grado de confidencialidad. No en vano, el administrador de un lugar de trabajo, en este caso el empresario, nunca puede interferir en las conversaciones entre empleados sin su consentimiento.

Sin embargo, la verdadera ventaja de Slack sería su compatibilidad con otras herramientas colaborativas. Los usuarios podrán beneficiarse de todo un ecosistema de aplicaciones. Estos incluyen software de desarrollo como GitHub, Jenkins y StackOverflow. Quienes trabajan con números también pueden incorporar Google Analytics o Salesforce. Todo esto hace de la plataforma un centro donde se reúnen todos los actores técnicos y comerciales.

Un SaaS de éxito desde su lanzamiento

Antes de abordar la cuestión de los precios, sería mejor comentar algunas cifras importantes de Slack. Este último ha registrado un crecimiento inequívoco desde su año de lanzamiento. Lo que lleva a una valoración de 20 mil millones de dólares. Su herramienta colaborativa cuenta con un total de 6,8 millones de usuarios semanales. Casi 5 millones de personas se conectan diariamente a la plataforma. Aproximadamente un tercio de ellos son suscriptores de pago.

El éxito de Slack fue tan deslumbrante que muchos de sus oponentes prefirieron cambiar de actividad. El desarrollador australiano Atlassian es uno de los que optó por la cooperación en el lugar y la sede del concurso. El editor del software de productividad Confluence y Jira ha decidido revender sus aplicaciones de mensajería llamadas Stride y HipChat a Salesforce. Todo esto ha permitido a Slack consolidar su estatus como líder en el campo elegido.

Cabe destacar que Slack está disponible en modo gratuito. Este es el camino que siguen muchos usuarios para descubrir sus diferentes funcionalidades. Somete al usuario a una serie de restricciones. No podrá ver todos los mensajes. El número de aplicaciones de terceros integradas se limita a 10. La emisión de invitaciones es limitada. Otras limitaciones afectan a cada lugar de trabajo en modo libre.

Varios planes de suscripción para elegir

tasas flojas

Para aprovechar al máximo las funciones de Slack, el usuario debe optar por la versión paga de SaaS. Hay varias ofertas:

  • La suscripción Estándar está dirigida a PYMES. El precio se fija en 6,25€/mes por cada usuario. Este paquete incluye llamadas de videoconferencia y pantalla compartida. Permite el archivado ilimitado y la integración de datos. También podrán ser invitados terceros.
  • La versión Plus es una oferta para empresas más grandes. Con un precio de 11,75 €/mes por usuario, incluye las funcionalidades de la suscripción Estándar. Existe un sistema de autenticación basado en SAML (SSO). Los clientes pueden exportar archivos en sus mensajes.
  • La fórmula Enterprise Grid está destinada tanto a multinacionales como a entidades que operan en un ámbito altamente regulado, incluidos los bancos. Estos usuarios podrán abrir tantos espacios de trabajo como deseen. La retención de datos óptima se agrega al carrito. Los expertos de la editorial están disponibles para ayudar a grupos grandes, particularmente para cumplir con la legislación HIPAA u otras regulaciones. El servicio es a la carta y el precio pasa a ser personalizado.

Colaboración con el servicio web de Amazon

logotipo de servicios web de amazon

Slack se basa en la nube, en este caso Amazon Web Service. Además, el equipo de la plataforma sólo utiliza recursos técnicos de AWS con respecto a Big Data. Así, los datos creados desde el espacio de trabajo se almacenan en los servidores del gigante estadounidense del comercio electrónico. Esta exclusividad no es del agrado de Microsoft, que no recomienda Slack para usuarios de Windows. La firma de Redmond ofrece Teams, la primera alternativa al espacio de colaboración de Salesforce.

Pase lo que pase, Slack y AWS firmaron una empresa conjunta desde hace varios años. De este modo, los productos y servicios en la nube quedan confiados a Amazon durante un largo período. Además, funciones como las llamadas de voz y vídeo dependen de medios tecnológicos proporcionados por Jeff Bezos. Este magnate de Internet también es propietario de Amazon Chime SDK. Esta herramienta actúa como soporte para todas las comunicaciones vía Slack.

AWS administra la funcionalidad de administración de claves empresariales de Slack, lo que garantiza el cifrado de los intercambios y el contenido compartido en el espacio colaborativo. Por el contrario, Amazon utiliza Slack para su comunicación interna. Chatbot, AppFlow y varias aplicaciones más consolidan este acuerdo. Esta confianza mutua se refleja en la interoperabilidad entre sus respectivos soportes para el deleite de los usuarios individuales y profesionales.

Una ganancia en productividad gracias a esta herramienta colaborativa

Las empresas se suscriben a Slack con el objetivo de aumentar la productividad. El aumento exponencial de la facturación de SaaS demuestra la confianza que las empresas depositan en él. Estructuras de todos los tamaños lo han adoptado para convertirlo en un sistema nervioso central. Más que una comunicación interna efectiva, su objetivo es coordinar todas las aplicaciones que puedan ser compatibles con el espacio de trabajo.

A lire également  Empresas: ¿cómo abandonar el recibo de sueldo en papel y pasarse a lo digital?

De hecho, Slack pide a sus suscriptores profesionales que creen un grupo que tendrá derecho a una URL. Si es necesario, el espacio de trabajo también ofrece la posibilidad de localizar los datos en Francia. Los servidores movilizados son entonces los que se encuentran en Francia. Esto reduce el tiempo de carga de mensajes. Además, utilizar Slack te permite utilizar menos el correo electrónico y depender menos de proveedores como Outlook o Google. La comunicación centralizada implica el almacenamiento de todos los intercambios, comentarios y archivos en caso de necesidad de consulta.

Sobre todo, las pequeñas y medianas empresas se benefician especialmente de la herramienta digital gratuita. Sus responsables no tienen que proporcionar ningún número de tarjeta bancaria ni comprobante de pago. El modo gratuito es adecuado para empresas emergentes que utilizan aplicaciones de Android, iOS o Windows a diario. Se puede acceder a funciones de opción múltiple y varias otras funciones antes de una suscripción.

Pertenecer a Salesforce es garantía de seriedad

logotipo de fuerza de ventas

Creado por 4 amigos con una herencia digital muy variada, Slack pasó a ser propiedad de Salesforce en diciembre de 2020. El proveedor de soluciones en línea centradas en la productividad y las ventas adquirió la plataforma colaborativa por la friolera de 27 mil millones de dólares. Este gigante del Cloud Computing anuncia esta compra como la más cara que ha realizado en su existencia. Además, también es la segunda transacción más grande en la historia del software. Hasta la fecha, sólo Red Hat, adquirida por IBM en 2018, le supera con una suma de 34 mil millones de dólares.

El director ejecutivo de Salesforce, Marc Benioff, cree que esta adquisición es una inversión estratégica esencial. Esta ambiciosa apuesta le permite consolidar su lugar en el tablero del software y las herramientas de trabajo online. El especialista en gestión de clientes (CRM) pretende diversificar y ampliar significativamente su ámbito de actividades. El editor de soluciones de call center se está lanzando a la mensajería colaborativa en la nube.

Gracias a la adquisición de Slack, Salesforce puede posicionarse frente a Microsoft Teams, el otro referente en cuanto a plataforma de comunicación se refiere. Lo que alimenta aún más la rivalidad entre los dos gigantes digitales que lideran el sector CRM. El editor de Windows debe librar una batalla diaria para que su paquete de herramientas Dynamics 365 pueda hacer frente al de Saleforce.

En este momento, la popularidad de Slack se ve enormemente impulsada por la crisis del COVID-19. El confinamiento exige, muchas empresas obligadas a teletrabajar están recurriendo a esta solución para seguir colaborando en remoto. Por tanto, Salesforce apuesta por un futuro en el que la productividad rima con el trabajo desde casa. Comprar una plataforma dedicada a la mensajería hará que el duelo sea aún más interesante. Aunque la información se filtra a cuentagotas, Slack pronto sufrirá cambios para ser tan efectivo como Microsoft Teams.

El mercado de plataformas colaborativas está en auge

Aunque Microsoft Teams y Slack están llamando la atención de las empresas cuando se trata de espacios de comunicación colaborativa, no son las únicas plataformas existentes. Otros proveedores están en la pelea. Este es el caso de Flock, una solución alternativa procedente de la India. Nombres como Ryver o Glip también empiezan a resonar. Estos dos retadores destacan por la integración de un administrador de tareas en su service pack.

Fleep es otra plataforma colaborativa más para recordar. Desarrollado por un antiguo cerebro de Skype, aborda una cierta cantidad de desafíos. El ex director de producto del software de chat y vídeo de Microsoft tiene la intención de aportar funciones adicionales a su propio proyecto. Aún en crecimiento, Fleep le permite crear grupos de discusión y anclar archivos que se pueden leer directamente.

Microsoft y Salesforce también siguen de cerca la evolución de las plataformas de comunicaciones de código abierto. Tenores como Rocket.Chat o Mattermost se están haciendo oír en este sector. Luego está Wrike, que fue comprado por la estrella en ascenso de la nube, Citrix, en enero de 2021. Con un peso de 2,25 mil millones de dólares, este espacio colaborativo se parece mucho a Slack.

Semejanza inquietante con Clubhouse

Algunas características de Slack son similares a las de Clubhouse. Para principiantes, esta plataforma de chat de audio alberga miles de servidores. Red social creada en plena pandemia de Covid19, permitió a los internautas charlar con personalidades. Entre los suscriptores ilustres se encontraba el visionario multimillonario Elon Musk, la presentadora Oprah Winfrey y el rapero Drake.

Actualmente, Slack permite llamadas de voz, pero el diálogo se lleva a cabo primero entre los miembros de la comunidad. En un futuro próximo surgirán salas de chat virtuales. Irán acompañadas de vídeo, pero requerirán que las entrevistas se programen con antelación. La similitud con las Clubhouse Rooms es sorprendente. Sin embargo, los técnicos aseguran que las dos plataformas llevan dos evoluciones distintas. Uno mantiene la popularidad y el otro aumenta la productividad.

Protegiéndose de los comentarios sobre la copia de las funciones de Clubhouse, los administradores de Slack están llamando la atención sobre otro adversario más. Reconocen más seguir los pasos de Zoom. Este proveedor de aplicaciones de videoconferencia existe desde 2011. Ofrece reuniones en línea gratuitas para hasta 100 participantes.

De todos modos, los desarrolladores de Slack no ocultan su intención de inspirarse en las soluciones de comunicación existentes. Pueden tomar modelos de Instagram, Twitter o Facebook. El lanzamiento del equivalente a “Stories” es prueba de ello. Muchos se preguntan si esta nueva función es realmente útil o una forma de atraer más clientes.

La ambición de sustituir el correo electrónico y el teléfono

Gracias a Slack Connect, la plataforma colaborativa pretende destronar a herramientas como Microsoft Teams. Esta funcionalidad le permite comunicarse con una veintena de organizaciones distintas. Lo que ayuda a los emprendedores a gestionar todos sus interlocutores sociales en una sola aplicación. Slack ha ido más allá de Ethernet para convertirse en una alternativa tecnológica al correo electrónico y al teléfono.

Enviar mensajes a personas ajenas a la empresa es una realidad desde 2017. Es posible gracias a los canales compartidos. Así, pueden interactuar dos organizaciones que tengan sus respectivos espacios de trabajo. Slack Connect elimina la necesidad de revisar periódicamente los correos electrónicos. Admite intercambios con 20 interlocutores distintos en una sola pantalla.

Otra característica notable, Slack Huddles permite enviar y recibir llamadas de voz. Está destinado a empresas que deban adoptar el teletrabajo durante una crisis sanitaria. A diferencia de lo que se hace en Skype o Messenger, la conversación se puede iniciar con un clic, sin el típico sonido de composición. Incluso será posible hablar con varias personas como en una sala de reuniones. Todos son libres de unirse o abandonar la discusión como deseen.

Un Huddle puede reunir hasta 50 participantes durante las reuniones generales. Se ofrece a reunirse en privado a través de un sistema de invitación. Además de la voz, herramientas como compartir pantalla o enviar archivos acercan a los empleados. Se puede acceder a esta función desde un PC o un teléfono inteligente si el jefe quiere hablar con un empleado que todavía está atrapado en los atascos.

La holgura está lejos de ser perfecta

Quienes utilizan Slack a diario pueden enumerar rápidamente las deficiencias de la aplicación. La plataforma tiene una serie de deficiencias, todas las cuales pueden corregirse.

  • La capacidad de crear múltiples canales puede resultar confusa. No en vano, los usuarios los consultan continuamente para estar al día de las últimas novedades. Además, muchas empresas creen que Slack requiere demasiado tiempo además de ser hasta cierto punto adictivo.
  • Los usuarios también lamentan la falta de funcionalidad que les permita bloquear o silenciar contactos. Lo cual se vuelve problemático en presencia de acosadores o compañeros demasiado “pegajosos” en la empresa.

En febrero de 2021, Slack cometió uno de los peores errores de su existencia. La plataforma registró los datos del usuario en texto plano. Esto significa que la información comprometedora ha sido expuesta a terceros, en este caso piratas informáticos. El problema surge de un error en una aplicación de Android. Los técnicos tardaron un mes entero en descubrir el error y tomar las medidas adecuadas. Todos los suscriptores, o alrededor de 10 millones de empresas, tuvieron que restablecer sus contraseñas y borrar los cachés de la aplicación móvil. Como dice Dzamel Debbouzze en la película Alad2: “Qué decepción”.