L’Oregon est sur le point de signer – ou d’opposer son veto – à la loi sur le droit à la réparation la plus stricte à ce jour

Oregón está a punto de firmar –o vetar– su legislación más estricta sobre el derecho a reparar hasta el momento.

En el panorama legislativo estadounidense, el Estado de Oregón es pionero con la adopción de una legislación histórica e innovadora en torno a derecho a reparar. El proyecto de ley SB 1596, que acaba de aprobar el paso legislativo final, está a punto de convertirse en ley, sujeto a la firma o el veto de la gobernadora Tina Kotek. Esta iniciativa legislativa es de importancia crítica porque aborda una práctica controvertida conocida como “acoplamiento de piezas”, una maniobra mediante la cual los fabricantes limitan la capacidad de los consumidores de utilizar repuestos, a veces incluso originales, sin la aprobación del software de la marca.

Este proyecto de ley, que representa una gran victoria para los defensores del derecho a reparar, obliga a las empresas a proporcionar a los propietarios de viviendas las mismas piezas, herramientas y manuales de reparación disponibles en los centros de reparación autorizados sin costo adicional. Este esfuerzo de Oregón se enmarca en una dinámica similar a la de California, aunque sin imponer un plazo durante el cual las empresas deban poner a disposición estos recursos, a diferencia de los siete años que dicta la legislación californiana.

La aplicación de esta ley no tendrá carácter retroactivo; no se refiere a los dispositivos vendidos antes del 1 de julio de 2021, pero tiene en cuenta los vendidos desde el 1 de julio de 2015. Además, una medida notable es la exclusión de determinadas categorías como juegos de consolas, EL dispositivos médicos, o incluso el cepillos de dientes electricos, alineado con excepciones similares en California y Minnesota. Sin embargo, la restricción de coincidencia de piezas solo se aplicará a los dispositivos electrónicos producidos después del 1 de enero de 2025, lo que establece un período de transición para los fabricantes.

A lire également  ¡La NASA logra la primera teletransportación cuántica a larga distancia!

En una conversación reciente con Kyle Weins, director ejecutivo de la plataforma lo arreglo, ferviente defensor del derecho a reparar, este último se mostró optimista sobre el progreso que representa esta legislación, calificándola de un paso significativo hacia el fortalecimiento del derecho de los consumidores a reparar sus dispositivos electrónicos. La realidad de esta lucha es tal que cada victoria regional inspira y allana el camino para otros estados y territorios, subrayando un movimiento hacia una mayor sostenibilidad y una economía más responsable con los consumidores y el medio ambiente.

El alcance de este texto legislativo, único en su tipo, pone de relieve una creciente aspiración de los ciudadanos a una mayor autonomía en la gestión de sus bienes, socavando así las estrategias comerciales de control de determinadas corporaciones. Oregón, con este avance, se establece como un estándar de oro para la política de reparaciones, lo que ilustra que la colaboración entre legisladores, empresas y ciudadanos puede conducir a cambios significativos y positivos para la sociedad en su conjunto.